Un nuevo legado (Todos)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...

Un nuevo legado (Todos)

Notapor Kildan » Mar, 28 Jun 2016, 22:25

La Mole era una nave enorme, pesada y terriblemente horrible para la vista. Aquella cosa parecía haber sido construida sobre unos potentes motores, a los cuales habían ido acoplando un sinfín de placas de blindaje. En una era en la que los escudos deflectores eran la defensa más habitual, el contemplar una nave tan grande cubierta por tantas capas de blindaje, era de lo más extraño. No obstante, las aleaciones utilizadas y el diseño a la hora de construirlas, las convertían en una protección formidable. Si a eso se sumaba los poderosísimos escudos de energía que portaba, haría falta una inmensa cantidad de daño para dejarla fuera de combate.

Por desgracia, mover aquella pesada nave requería una gran cantidad de energía. Por lo que la nave disponía tan solo de los sistemas más básicos. Unas últimas mejoras, la habían dotado de un sistema de pilotaje algo más moderno. Algo que sin duda Ibram agradeció, pues hasta entonces, prácticamente se había tenido que guiar por su vista y unos pocos datos más.

Por otro lado, la nave disponía de armamento suficiente como para causar estragos en el campo de batalla. En un enfrentamiento directo contra una nave de línea, podía llegar a vencer con la estrategia adecuada y un poco de suerte. Por desgracia, su mayor problema eran los cazas. Las pequeñas y veloces naves podían causar grandes estragos en sus sistemas si acertaban en los puntos adecuados. Por lo que la estrategia a seguir iba a resultar muy sencilla. La Mole protegería a los cazas de los disparos y ataques de la Portadora de Guerras, mientras que los cazas se encargarían de custodiarla de las naves enemigas más pequeñas.

El pirata aliado de COD 13 se encargaría de aplastar las naves que el lord sith mantenía vigilando el sector. Por lo que el resto solo tendrían que preocuparse de los cazas de la Portadora de Guerras.

Los dos últimos días habían sido una gran locura llenos de preparativos. Algunos apenas lograron conciliar el sueño, mientras que otros no perdieron la oportunidad para descansar cuanto pudiesen. Fue como fuese, el día de la batalla final contra el Lord Sith por fin llegó.

El destino de la galaxia pendía de las manos de aquellos valientes héroes…




La intensidad de fuego que la Portadora de Guerras estaba lanzando sobre la Mole, hacía que los escudos se viesen reducidos rápidamente. Surcar el espacio en aquella gran nave, bajo el fuego enemigo, requería de toda su pericia. Debía de calcular cada movimiento con segundos de antelación, algo que ponía al límite sus reflejos así como sus dotes como piloto. Pues si recibía demasiados impactos directos de los cañones principales de la nave enemiga, acabarían convertidos en polvo espacial.

Joni no tenía mucha mejor suerte. Su nave era veloz y había sido completamente modificada a lo largo de los años. Pero aún así no lograba alcanzar la velocidad punta de un caza, ni su maniobrabilidad. Pero en especial, era la destreza de los pilotos enemigos lo que le hacían mantenerse aferrado a los mandos de la Niña Bonita. Los pilotos mostraban unos reflejos casi sobrehumanos y una excelente puntería.

Joni se movía por instinto, mientras que los pilotos que lo acompañaban lo hacían utilizando ciertas maniobras ya ensayadas. Volar como uno solo era algo complicado, pero por separado, comenzaron a repeler los ataques enemigos.

El espacio estaba iluminado por un sinfín de ráfagas de energía y explosiones, que parecían extenderse hasta donde le alcanzaba la vista. La misión estaba siendo mucho más complicada de lo que habían previsto y no estaba seguro de poder mantener al enemigo a raya durante mucho más tiempo.

Nithan por su parte, viajaba en la Mole concentrándose para la batalla que se avecinaba. Aquella iba a ser una misión peligrosa, de la cual existían muchísimas posibilidades de que no saliese con vida. Pero gracias a la meditación, logró apartar aquellos pensamientos de su mente y se concentró en la propia batalla. Junto a él lucharían algunos de los mejores guerreros de la galaxia. Braxo y Malthon estaban considerados como la élite de la élite en cuanto a tiradores se refería. Además iban apoyados por dos unidades de operaciones negras del SIR, con quienes Joni había trazado amistad. Por último estaba también el equipo de Ibram, el cual estaba formado por una Arkaniana experta en tecnología que se encargaba de los escudos y las comunicaciones, dos Houk gemelos, que aportaban la fuerza física al equipo, aunque por el momento se mantenían alegres y contentos sentados a los mandos de los cañones de la nave. Si algo les apasionaba sin duda era hacer volar cosas por los aires. Junto a ellos también viajaba un togruta experto en el cuerpo a cuerpo, de un espíritu meditabundo bastante similar al de Nithan Nass. Por último, COD también estaba presente, dispuesto a vencer a las fuerzas del Lord Sith.

En la lejanía, dos naves permanecían ocultas a los sensores y se preparaban para realizar el asalto a la Portadora de Guerras, Debían de escoger el momento adecuado para no alertar al Lord Sith, lo cual significaba, que antes de actuar, el resto del equipo debía de provocar la mayor cantidad de daños posibles, para atraer su atención.

Finalmente llegó también el turno de los Mandalorianos de ponerse en acción y haciendo uso de sus naves invisibles comenzaron a acortar distancias. Pero de pronto, una señal se coló en los sistemas de todas las naves presentes.

El mensaje estaba cifrado y había una gran cantidad de interferencias, pero lograron limpiar la señal lo suficiente como para obtener la siguiente información.

-Mensaje para la flota de la alianza, debéis retiraros de inmediato. Esa batalla tan solo os debilitará, sé donde se oculta. Reuniros conmigo en las siguientes coordenadas, debéis de daros prisa o lo perderéis, tal vez para siempre. Verde 1, fuera.

Oculto:
El ataque al que estáis sometidos es abrumador. Los cazas enemigos parecen incluso ser mucho más de los que realmente son. Aún así vosotros también poseéis grandes dotes y habilidades. Por lo que si decidís seguir con el plan, la Mole logrará llegar hasta la nave enemiga y acoplarse a ella. Como respuesta vais a ser atacados por lo que parece ser una legión infinita de soldados sith. Joni se verá superado rápidamente en número por los enemigos, pero su nave es resistente y su pericia lo suficientemente elevada, como para salir bastante bien parado y poder hacer varios blancos. Tyria podrá desembarcar en la nave también sin ser detectada en un primer momento. Aunque les será difícil no encontrarse con algún soldado. Por suerte serán pocos o estarán aislados. Nithan no tiene tanta suerte y las fuerzas enemigas caen sobre él y sus compañeros como gotas de lluvia en medio de una tormenta. Pero su pericia con el sable de luz es superior a la de sus enemigos.

En pocas palabras, os dejo un post para que os podáis lucir un poco como más os guste. Luego ya entraremos con temas más personalizados para cada uno de vosotros.

Respecto a la comunicación, vosotros veréis qué hacer. Es solo un mensaje enviado, por lo que nadie os responderá. Tratar de localizar la señal será complicado y os llevará algunos minutos que no tenéis. Si este ataque fracasa, perderéis el factor sorpresa y puede que se oculte mejor la siguiente vez.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Kildan » Sab, 02 Jul 2016, 00:36

Aquella era la batalla naval de mayor envergadura en la que Joni había participado. Los cazas enemigos eran como un terrible enjambre de máquinas de metal, que escupían mortales ráfagas destructoras sobre él. Cada segundo era una lucha dominaba por la adrenalina, en la cual sabía que no podía cometer error alguno. Por suerte, Joni no estaba solo. Algunos de los mejores pilotos de la república volaban a su lado. Todos y cada uno de ellos le seguían, pese a que no estaban acostumbrados al estilo de vuelo de Joni, trataban de seguirlo lo mejor que podían.

La lucha era terriblemente despiadada, una en la que los pilotos de ambos bandos luchaban con todo lo que tenían. Aunque lo peor de aquella batalla no eran los propios cazas, sino los haces de energía que en ocasiones les llegaban desde la Portadora de Guerras. Un solo disparo de aquella gran nave de combate supondría el fin.

Las comunicaciones eran constantes entre Joni y el resto de pilotos. Tanto, que para cualquier otro la situación podría resultar de lo más abrumadora. Tenían que adelantarse ya no solo a los movimientos de los cazas enemigos, sino a los suyos propios. Debían de volar como uno solo para obtener así una gran ventaja sobre sus enemigos, lo cual en ocasiones no era sencillo y alguna nave quedaba fuera de la formación, a merced de las fuerzas del Lord Sith.

Debido a que no solo su vida estaba en juego, sino la de sus amigos y gran parte de la galaxia, Joni no tuvo tiempo para concentrarse en el mensaje encriptado que les habían enviado. Por suerte Pitt, quién atendía la nave con gran maestría, pudo dedicarle el tiempo suficiente a la comunicación entrante como para poder dar con el mensaje, el cual le entregó a Joni. Por desgracia ninguno de los dos sabía quién podía enviarlo, al igual que tampoco podían saber si se trataba de algún engaño del Sith o no.

Ibram podía sentir las vibraciones de los mandos recorrer sus fuertes brazos. Estaba seguro que mantener a la Mole en aquella trayectoria le dejaría los brazos doloridos los días siguientes. Pero para llegar hasta su destino, debía de mantenerla avanzando en aquella dirección. Los escudos resplandecían bajo el intenso fuego de las turbobaterías lasers enemigas, e incluso podían escuchar como las capas de blindaje crujían. La situación no era buena para ellos, pero lo peor de todo sin duda alguna, era cuando la Mole abría fuego. La gran potencia de fuego que era capaz de desatar, provocaba que su avance se interrumpiese de forma brusca durante unos instantes. Una potencia de fuego que la Portadora de Guerras sufrió una y otra vez.

Finalmente, cuando Ibram estuvo en posición, dio la orden de iniciar el asalto. Dos lanzaderas, en cuyo interior viajaban las dos unidades de operaciones negras del SIR, realizaron la primera aproximación, tratando de tomar el hangar de la portadora de guerras. Acto seguido, Nithan y el resto del equipo de asalto se preparó para entrar en acción.

Durante todo el trayecto habían viajado en la Mole, pero una vez recibieron la señal, todos entraron en una especie de cápsulas individuales, que salieron disparadas como proyectiles. El viaje no fue para nada agradable y de no ser por las protecciones que portaban, era más que probable que hubiesen acabado mordiéndose la lengua. Las capsulas de asalto penetraron el blindaje de la portadora de Guerras con una fuerza bestial y una vez se detuvieron, se abrieron para liberar a quién viajaba en su interior. No era un método agradable de viaje, pero gracias a ello, habían abierto nuevas brechas en el casco de la nave, causado destrozos de diversa consideración y habían acabado con algunos enemigos.

Las brechas provocadas en el casco pronto quedaron selladas por los propios escudos de energía de la nave. Por el momento los mantendrían, lo cual debilitaría más los escudos de la nave. Pero era probable que antes o después, el lord Sith decidiese no invertir energía en sellar tales lugares. Por eso y preparados para tal evento, todos portaban máscaras de oxigeno y botas magnéticas.

Nithan Nass apareció en me dio de un pasillo cerca del hangar. A su alrededor todo era un verdadero caos. Los disparos blasters llovían de un lado a otro. Aunque lo más perturbador de todo era escuchar la enloquecida risa de Braxo, quién portando sus dos pistolas blasters, disparaba a las hordas del lord sith.

Las fuerzas enemigas avanzaban en formación sin inmutarse de aquellos que caían heridos o muertos. Sus gruesas armaduras y las modificaciones realizadas en su propio cuerpo mediante la alquimia sith, los volvía algo casi imparable.

La idea era hacerse fuertes en el hangar, aunque disponían de objetivos secundarios que pese a no destruir la nave. Podrían causarla grandes daños y otorgarles nuevas ventajas en la batalla. No muy lejos de Nithan se encontraba la sala de control del hangar. Si se hacían con ella, podrían sellar el lugar y facilitar así el control de la zona. Aunque para lograrlo, deberían de pasar por más de diez guerreros del sith. Retroceder hasta el hangar era mucho más sencillo y algo mucho menos arriesgado, pues las fuerzas llegadas en las lanzaderas, ya habían logrado establecer un perímetro defensivo.

Tyria fue la única en recibir el mensaje antes de entrar en batalla, pero no antes de que estuviesen bajo la sombra de la portadora de guerras. Sus guerreros se mantenían preparados para entrar en batalla y ninguno pareció darle ninguna importancia al mensaje, nadie salvo el Zabrak del equipo, quién lanzó una mirada interrogativa a Tyria.

Las naves estaban en posición, una orden suya y comenzarían la misión de infiltración. Si quería tomar otro curso de acción, era ahora o nunca.

Oculto:
En algunos os he dejado claro cuando os llega el mensaje, en otros lo dejo un poco más en el aire para que toméis esa decisión vosotros mismos. Como queréis liaros a tiros. Os dejo que os divirtáis con los malos. Disfrutar antes de que lleguen los problemas de verdad y empecéis a tirar dados. De momento, os enfrentáis a extras que están ahí para haceros ver aún más poderosos jeje
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Nithan Nass » Sab, 02 Jul 2016, 18:54

Durante todo el momento previo a la Batalla, el Jedi habia estado arrodillado, los ojos cerrados, como si realmente no estuviera alli, ignorando todo comentario jocoso, muestra exalzada de valor, comentario soez o apuesta que se hiciera entre los miembros de dicho equipo. Cierto es que debido a que la mayoría eran profesionales, quizás los mejores de la batalla, habían existido muchísimos menos comentarios de lo esperado. El medito hasta que en un momento determinado, abrió los ojos y pidió un momento.
El jedi se giro hacia el equipo, y luego de mirarlos atentamente, su normal aire de cansado, había cambiado a una resolución y una chispa de vida raramente vista en Nithan.

No soy bueno con los discursos. Todos ustedes han tenido una habilidad especial, buenos o malos, forajidos o fuerzas de la ley, el destino los ha traído hasta este lugar. Y lo que hacemos es importante. Esta es la encrucijada mas importantes de sus vidas, sus acciones serán recordadas, y es la oportunidad de hacer uso de aquello en lo que son realmente buenos. Tenemos una misión que cumplir y eso se hara. No les pido que sean héroes, les digo, que a partir de ahora, seran leyendas. – pareció que iba a terminar el discurso alli, pero los miro a todos a los ojos y luego agrego – Gracias por estar aquí y pelear conmigo. Es un honor. Que la fuerza nos acompañe.- Paso entre ellos, serio y se dirigió hasta la capsula que le correspondía, la primera que seria lanzada. Ingreso en ella, y se agarro a las sujeciones.
Cada tanto, la nave recibía algún impacto especialmente poderoso, que hacia temblar todo, pero el Jedi no dio muestras de preocupación alguna, como si estuviera en alguna diversión de parque de diversiones galáctico. Hasta que la capsula fue expulsada, en dirección al enemigo. Quizás era las intensas vibraciones, que lo obligaban a mantener la boca firma y los dientes cerrados, pero quienes viajara con el podían ver como si una sonrisa se dibujaba en su rostro.

En otro momento, y lugar, hubiera llamado a la fuerza, aumentando sus reflejos, y su habilidad en combate, convirtiéndose en una maquina de destrucción, pero no podía hacerlo, no hasta que tuviera a su rival a la vista, o comprometería su misión. Por otro lado, no hacia realmente falta. Los demás Jedis o usuarios de la fuerza, eran buenos en varias cosas, y algunos, entre los que Nass se encontraba, eran buenos en algunos aspectos y deficientes en otros. Habia escuchado que algunas lineas de sangre, como los Qel-Droma, o los Kun, demostraban cuando tenían midiclorios, excepcionales aptitudes sin detrimento de otras, pero no era el caso de Nithan. Los que eran como el, eran geniales, pilotando, capaces de las proezas mas increíbles, o con la mecánica, creando verdaderas obras de arte, casi similares a la vida, o con animales, haciendo que casi pudieran conservar. O colaborar en batallas en grandes escalas, o tal vez, unos pocos, como el Maestro Tokare, eran absolutamente increibles enseñando y pasando el Don. Nass solo sobresalia en uno, el combate en duelo. Ahi podia realmente sentirse uno con la fuerza y dejar que esta lo guiara.

Cerro los ojos antes del impacto, y los abrio cuando el casco de su capsula ingreso en el duro casco de la nave enemiga, la portadora de guerras. Esta vez, el traeria la guerra a la portadora.
Cuando aparecio, lo hizo en medio de uno de los pasillos de la monstruosa nave de linea. La risa de Braxo era ensordecedora, pero para el, era una parte mas de la batalla, saltando y refugiandose en los lugares donde tenia cobertura, esquivando disparos blaster gracias a su destreza unicamente, sin encender aun el sable de luz. Alrededor todo era un Caos, al menos para el. Diez guerreros Sith estaban entre el objetivo, y el se encargaria de enfrentarse a ellos.

Uso el comunicador que tenia en el brazo izquierdo y dio las ordenes pertinentes. – Braxo, dame fuego de cobertura. Malthon, mantente en reserva, y usa tus disparos contra blancos que den ordenes, y cubre al Togruta. Cody, cubre a la Arkaniana, y ustedes Houks, derriben plataformas del techo, que les caigan escombros a los siths. Tu- dijo, señalando al Togruta, cuenta hasta cinco, y sígueme.-

Acto seguido, subió arriba de la caja, Salto hacia la pared metalica, y activo un segundo las botas magnéticas, solo el tiempo suficiente como para impulsarse en alto, y caer en medio de los robustos soldados Sith. Nithan había llevado tres sables, en esta mision y ahora usaba el sable que le habia regalado Cody en aquel viaje, y el que habia fabricado para su antigua padawan Xiana. El sable dorado y el verde se encendieron mientras caía en medio de aquellos oscuros guerreros alquimicos.
Nass estaba en su elemento. Aquellos guerreros no esperaban que nadie estuviera lo suficientemente loco como para pelearles a la ofensiva en su propio terreno, pero este jedi era un duelista de la orden, y el Maestro Kavar, a su vez discipulo del mejor duelista de todos los tiempos, el Maestro Voodo Siosk Baas, hubiera estado orgulloso. Los golpes de Nass, no necesitaban atravesar las armaduras de parte a parte para acabar con sus rivales, ni cortarles la cabeza o el brazo de cuajo. No. Empezó cayendo en medio de ellos, usando un poco de Vaapad, pasando los sables que tenia, apenas atravesando los puntos elegidos. Un hueco entre el casco y la armadura corporal, una mínima grieta detrás de la rodilla, o el tendón. La muñeca era otro de los puntos escogidos, o debajo del brazo. El toque de Nass con los sables era mínimo, aprovechando los lugares donde las armaduras eran sensibles, y que el sable de luz pudiera destruir en segundos cualquier protección que no fuera Cortosis. Y por eso, llevaba atacando a aquellos puntos, y tres sables, por si tenia que enfrentarse a alguna armadura que tuviera aquella muy rara aleación.
Luego, cuando fueron cayendo ante el, paso a Ataru, su forma favorita, la cual , involucraba muchos giros y saltos, donde los dos sables se convirtieron en borrones, y el llamaba la atención con todo aquel despliegue. Ahí era cuando debía ingresar el togruta, cuando la atención estuviera sobre el, esperaba, si era bueno como decían que era, que supiera aprovechar los pesos de aquellos macizos guerreros, y usarlos en su contra, en movimientos cortos donde los hiciera entrechocarse entre si. A la mitad de aquel combate. Apago uno de sus sables, y paso a una tercer forma de lucha, la elegante Makashi, usando paradas cortas y elegantes, mientras se comunicaba con la Arkaniana y Cody. – ahora. Malthon, Braxxo, cubranlos. – indico mientras paraba ataques con giros y fintas y contra-fintas.

Un soldado común lo iba atacar por la espalda, y Nass encendio el sable en su otra mano el tiempo se ensartara a si mismo, haciéndolo caer por el pecho. Luego uso sus dos sables para cortar en forma de X a uno de poderosos guerreros Sith por el pecho, haciéndolo caer en cuatro partes separadas, y por ultimo, los apago y cayo de rodillas, para que un tiro de Braxxo lo salvara. ¿Como iba a saber que aquel iba a disparar si estaba de espaldas a el? Nass solo se giro y le sonrió hacia donde se encontraba el cazarecompensas.
Luego, observo a uno de los Holos, y se lo quedo mirando el tiempo suficiente para que supiera que estaba alli, provocandolo si era necesario.
Observo a la Arkaniana, quien estaba trabajando en los mandos, y lo observo dandole una señal afirmativa. El objetivo estaba cumplido y el Hangar sellado.
- Dame ojos y oídos. Y comunícate con el Mando Central.- indico el Jedi.



Oculto:
¿Suficiente lucimiento?
Oculto:
Imagen
Avatar de Usuario
Nithan Nass
Antediluviano
 
Mensajes: 949
Registrado: Mar, 24 Jul 2012, 16:37

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Tyria Zaine » Dom, 17 Jul 2016, 18:21

Los días que precedieron a la tempestad no habían estado exentos de preparativos. Los mandalorianos actuaban como un todo, organizando armamento y repasando tácticas sin abandonar esa camaradería que les caracterizaba. Ibram, por su parte, había tenido que convivir con ellos durante todo este tiempo, y el mismo Joan Tordres no solo había aceptado sin problemas la orden oculta de la líder de la operación, sino que se había tomado muy a pecho sus obligaciones, encargándose en todo momento de que el nuevo integrante del grupo no estuviera solo, explicándole el plan al detalle y respondiendo una a una todas las dudas que pudiera tener. A decir verdad, y aunque el experto en explosivos del grupo parecía una auténtica mole sin sentimientos, lo cierto es que no tardó en encariñarse con el nuevo recluta, llegando incluso a llamarle “cachorro” al considerarle parte de la manada.

Cuando finalmente llegó el día del combate, todos los integrantes del asalto estaban preparados, habiendo repasado al milímetro cada detalle de la misión y memorizado cual era su contribución en el intrincado engranaje del plan. La Mole, igual de horrible como de extremadamente eficiente, avanzó hacia la nave enemiga de forma implacable mientras los cazas se desplegaban para hacer frente a las defensas de la Portadora de Guerras. A medida que se aproximaba resultaba más amenazadora, dando la impresión de no poder ser derrotada debido a sus ingentes capas de blindaje que la protegían ininterrumpidamente frente a los ataques directos que impactaban contra su peculiar coraza. Pero no solamente era impenetrable, sino que su armamento estaba causando estragos en las líneas enemigas a medida que acortaban los metros que les separaban de su destino.

Por otro lado, los cazas que sobrevolaban el perímetro, eran rápidamente interceptados por los hábiles pilotos bajo las directrices de Joni Walker, el cual, con bastante pericia encauzaba la ofensiva a pesar de que el enemigo era bastante más numeroso de lo que hubiera cabido esperar en un principio. Joni, por su parte, hacía gala de su reputación, realizando cabriolas que hubieran sido imposibles para cualquier otro piloto experto, haciendo sudar a los cazas enemigos, los cuales estaban demostrando ser extremadamente diestros para tratarse de soldados afectados bajo la influencia Sith. Pero quizá era precisamente aquello lo que les convertía en enemigos implacables, puesto que prácticamente no tenían el más mínimo miedo a morir, por lo que realizaban maniobras suicidas sin importar que sus vidas no volvieran a ver un nuevo amanecer, con tal de cumplir el objetivo que se les había ordenado.

Finalmente y con bastante esfuerzo pincelado por una multitud de ráfagas de energía y explosiones, todas las naves se situaron en posición, permitiendo que Sombra 1 y Sombra 2 se aproximaran inexorablemente y de forma totalmente invisible hasta su destino. Las lanzaderas habían sido expulsadas y el grupo de Nithan había conseguido infiltrarse de forma eficiente en el hangar de la Portadora de Guerras, aunque no sin un considerable esfuerzo. Desde su posición, Tyria contemplaba las maniobras totalmente centrada en el combate, mostrando un semblante más serio del habitual.

Algo no iba bien y podía sentirlo. Era como si el enemigo conociera el ataque y estuviera preparado para destruirles en cualquier momento. Incluso se atrevía a jurar que, a pesar de la superioridad numérica de sus contrincantes, éstos estaban permitiendo su avanzadilla para lograr que se confiaran, y aplastarles en un momento determinado y en un punto exacto de la batalla. Su grupo estaba a punto de abordar la nave enemiga y no podía quitarse de la cabeza esa extraña e inconfundible sensación de que estaban siendo conducidos a una gigantesca y monstruosa ratonera, movidos por los hilos de una de las criaturas más malévolas y manipuladoras de la galaxia.

Entonces, como si sus temores se vieran confirmados, la Zeltron recibió aquel mensaje encriptado y totalmente anónimo que, si resultaba ser cierto, prácticamente ratificaba que el sith había estado esperándoles. Estaba casi convencida de que el hombre que había hecho que Mandalore comiera de su mano mediante la fuerza, no habría usado un truco de esta índole para alejarles del combate, puesto que sería más satisfactorio para él aplastarles a todos personalmente, desde una nave que consideraba invencible. No obstante, si se equivocada…. ¡Maldita sea! Aquello era un verdadero salto de fe, pero ella siempre había confiado en su instinto por encima de todo. Solo que, esta vez, de su instinto dependía la seguridad de toda la galaxia y de todos aquellos valientes soldados que estaban bajo sus órdenes. Si tan solo ese mensaje hubiera llegado un poco antes…

-¡A todas las unidades! quiero una retirada después de aguantar la posición durante cinco minutos. ¡Repito! Combatid al enemigo durante cinco minutos y luego retirada masiva a las coordenadas que serán enviadas al capitán Joni Walker. – Ordenó, antes de dirigirse a ambas sombras de forma categórica – Sombra 1, Sombra 2, preparad el salto al hiperespacio. Vamos a inspeccionar el terreno sin desactivar la invisibilidad para asegurarnos de no llevar a nuestros aliados a una trampa, y vamos a cazar a ese malnacido antes de que se escape. Kilan, asegúrate de que el enemigo no pueda interceptar el mensaje con las coordenadas y reenvíaselo a la Niña Bonita. No tenemos mucho tiempo para actuar, y depende de nuestra avanzadilla que la misión no sea un rotundo fracaso. Así que vamos a hacerlo bien. – Finalizó, esperando haber tomado la decisión correcta y deseando que cinco minutos fueran sufrientes para que el grupo de Nithan pudiera retirarse sin apenas bajas. Si el sith continuaba en la nave enemiga, todo estaba perdido, pero si el mensaje era verdad y aquella comadreja había decidido abandonar la nave durante las reparaciones previendo una ofensiva, todos los soldados afectados bajo los poderes del lado oscuro serían neutralizados a la vez, y la Portadora de Guerras caería igualmente, una vez que consiguieran darle muerte.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Ibram Tanith » Lun, 18 Jul 2016, 10:06

La Mole se dirigía hacia la enorme nave de guerra con la misma gracilidad que un pedazo de roca arrojada contra una ventana. Desde la cabina de pilotaje, la gigantesca silueta de su objetivo aparecía y desaparecía a medida que los brillantes haces de energía se cruzaban en su camino y allí era donde Ibram dedicaba cada fibra de su ser a mantener el rumbo.

Al contrario que los pilotos de caza su trabajo no consistía en hacer virajes imposibles y maniobras acrobáticas, sino todo lo contrario, permanecer en un rumbo estable para escudar a las naves mas pequeñas, realizando los cambios de dirección imprescindibles para no ser vaporizados, algo que solo lograba utilizando todas sus fuerzas. Hacia ya un buen rato que el piloto había olvidado cualquier asunto que no fuera pilotar la nave y coordinar a los cazas, lo cual le daba una actitud aparentemente relajada en sus movimientos y palabras.

- Lider Guardia, dos nuevas escuadras de cazas se aproximan desde la Proa de la Portadora, contacto en 30 segundos. Guardia 5, cuidado con esos giros, estas saliendo de la protección. Escuadrón Guardia, preparados para un cambio de trayectoria a estribor de 4 grados. Grom, Drum, concentrad el fuego sobre los turbolaser de la izquierda... ahora.

Empujó los mandos de la nave con un gruñido de esfuerzo, apartándose a duras penas de una intensa descarga proveniente de la nave de guerra mientras sentía como temblaba y crujía hasta la ultima pieza metálica. Sabia que pronto empezaría a sentir un intenso hormigueo en los músculos de los brazos y de ahí a los calambres no pasaría demasiado tiempo, pero no quería pensar en eso, tan solo en mantenerse con vida unos instantes mas. La maniobra le había dado unos segundos de respiro, dejando que los agotados escudos recuperasen algo de energía, pero no tardaron demasiado en recibir de nuevo un intenso castigo a medida que avanzaba de forma inexorable hacia su destino.

Fue entonces cuando recibió la comunicación, dejandole ligeramente confundido hasta que llegaron las ordenes de Tyria. Ni siquiera se planteó si aquello era o no una buena idea, la mejor forma de provocar un desastre era cuestionar una orden directa en mitad de una batalla, aunque eso no significaba que no tomase sus precauciones.

- ¡Todo el mundo preparado para saltar!. Ayla tienes 4 minutos para decirme quien ha mandado esa comunicación y de donde demonios ha salido, después ya no importara demasiado, pero si alguien puede esa eres tú. Es tu oportunidad para impresionarme.

De forma mecánica introdujo en el ordenador de vuelo las coordenadas para que fuese calculando el salto mientras avisaba a los cazas para que se sincronizasen con la Mole. Si la Arkaniana tenía éxito contaría con unos segundos para decidir si aquello era o no una trampa y advertir a la Comandante Mandaloriana ofreciéndole la información a ver si confirmaba las ordenes o las modificaba, en caso contrario ejecutaría el salto con todas las consecuencias.
Avatar de Usuario
Ibram Tanith
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Sab, 25 Ene 2014, 15:44

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Joni Walker » Mié, 20 Jul 2016, 03:17

Desde aquel instante en que recibo el mensaje que no puedo dejar de pensar en el. Pitt no había podido averiguar mucho más, pero para aquellos que me conocían sabían que yo actuaba por puro instinto. En mi filosofía siempre venia primero el pedir perdón que el pedir permiso.
Además si estaba desconcentrado, tarde o temprano me vaporizarían los cazas enemigos... y en todo este plan me estaba dando cuenta que de todos era el más prescindible.
Ibran conducía la Mole y ya estaba a punto de descargar a los mas terribles guerreros de la galaxia dentro de la Portadora de Guerras entre los que destacaba a estas alturas mi amigo Nithan Naas. Tyria y el resto de los mandaloreanos penetrarían el casco y combatirían desde adentro. Todos mis contactos estaba ahí y algunos cazas que daban fuego de cobertura no serían la gran diferencia.
Si, me marcharía a buscar la verdad tras ese mensaje oculto. Y si estaba equivocado no causaría más bajas que la mía porque dejaría a los cazas a cargo de Ibran.

Abriendo el comunicador emito un mensaje para mi grupo de Cazas y sumo a la frecuencia a Ibran. No sumo a mas gente para no distraerlos en algo que podría no ser importante.

-Aqui el Capitán Walker. Escuadrón de cazas. Unirse al combate bajo la dirección del capitán de la Mole. Destruyan tantos enemigos como les sea posible pero la prioridad es mantenerse con vida. Investigaré yo solo la procedencia del mensaje misterioso de Verde 1. Repito. Yo solo. No me acompañen y esperen mis novedades. Si la fiesta es ahí sin dudas que les envío la invitación.

Introduzco las coordenadas para el salto y desaparezco del combate cuando un proyectil enemigo alcanza a tocar la estela de la Niña Bonita. Ya en viaje escuchó el mensaje de Tyria y con cierta culpa le respondo. No había olvidado que ella era la Comandante de la misión pero si ella sabía con quienes trataba, tendría que estar preparada para cierta rebeldía de mi parte.

-Lo siento Jefa. Pero yo ya estoy en camino a las coordenadas que transmitió Verde 1. Todos las recibimos. Mi instinto me dijo que ese era mi lugar en mapa del combate. Si obtengo algún dato útil previo a que realicen la retirada estratégica el resto del grupo, te lo haré saber inmediatamente.
Avatar de Usuario
Joni Walker
Antediluviano
 
Mensajes: 726
Registrado: Lun, 24 Sep 2012, 01:16

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Kildan » Jue, 21 Jul 2016, 01:32

La batalla se había vuelto de lo más encarnizada en cada uno de sus frentes. Nithan Nass y el resto de las fuerzas invasoras, pese a su victoria inicial, pronto se vieron superados por lo que parecía ser una legión sin fin de soldados Sith. Los guerreros de pesadas armaduras, avanzaban sin temor a la muerte y sin doblegarse ante el dolor. Para ellos, cumplir con su misión lo era todo y esa misión, no era otra más que exterminar a las fuerzas que habían osado asaltar la nave de su maestro.

No importaba la destreza, fuerza y velocidad que demostrasen, por cada soldado Sith que caía, dos nuevos aparecían para sustituirlo. El ambiente estaba tan cargado por los disparos blasters, que casi se había vuelto irrespirable. Las detonaciones de las granadas de fragmentación, así como los gritos de ira lanzado por las fuerzas de Nithan Nass, contrarrestaban el silencio por el que estaban gobernados los soldados Sith. No hablaban, no gritaban y muchísimo menos, se quejaban de las heridas sufridas. Tan solo se limitaban a seguir avanzando en un espectáculo de lo más perturbador.

En el exterior, Ibram, trataba de mantener de una pieza la enorme nave llamada la Mole. Los disparos se habían centrado cada vez más en ella, obligándolo a posicionarse en uno de los laterales de la Portadora de Guerras. Gracias a la potencia de fuego que poseían y a que los cazas pasaron a estar bajo sus órdenes, logró destruir algunas de las turbobaterías de la portadora de Guerras, otorgándole así, unos pocos momentos de paz.

Lentamente y pese a que nadie parecía entender a que se debía la orden de retirada, las fuerzas de asalto se fueron retirando poca a poco. Pese al armamento y habilidad superiores, las fuerzas de Nithan sufrieron por cada minuto que se vieron obligados a mantener la posición. Muchos fueron heridos y aunque pocos, algunos perdieron la vida como héroes, al hacer frente a una interminable ola de guerreros Sith.

Para cuando por fin las lanzaderas de transporte llegaron, Ibram había logrado inclinar la balanza en el exterior a su favor. Los pilotos reunidos ahora bajo su mando, demostraron ser verdaderos ases estelares que no necesitaban escuchar dos veces una orden. Desde luego no fue una tarea sencilla, pero logró aniquilar por fin a los cazas enemigos y causar grandes daños en la Portadora de guerras. Aunque sabía que aquello era tan solo un breve respiro en aquella encarnizada batalla, pero era justo lo que necesitaba para enviar las lanzaderas y rescatar a las fuerzas de Nithan Nass.

Agotados y cubiertos de sudor, las fuerzas invasoras se alejaron de la nave del lord sith, mientras esta no paraba de abrir fuego. Nadie parecía entender el motivo de la retirada, pero cuando de repente el espacio quedó completamente iluminado, sin duda se alegraron de acatar la orden de la líder mandaloriana.

Como si de una pequeña estrella se tratase, la portadora de Guerras se iluminó durante un breve instante cuando la autodestrucción se activó. La potencia de la explosión provocó serios daños en la flota invasora, e incluso algunas naves quedaron inutilizadas. Pero se salvaron decenas de vida que de haber continuado el ataque, sin duda se habrían perdido.

-Por todas las estrellas ¿Qué ha sucedido? ¿Hemos tenido éxito?


Nadie logró saber con certeza quién había hablado a través del comunicador, debió de ser uno de los pilotos de los cazas. Pero fuese quién fuese, provocó que todos los demás comenzasen a gritar de emoción y alegría. La gran nave del Lord Sith, había sido destruida y aquello, era una victoria que debían de celebrar.

----------

La Niña Bonita salió del hiperespacio para contemplar con un enorme cementerio de naves. No estaba muy seguro de cuanto llevaban allí, aunque parecían llevar mucho tiempo. En cambio, de lo que no tardó en percatarse, fue que allí se había librado una enorme batalla de entre al menos, dos grandes ejércitos.

Las enormes naves de línea que flotaban por el espacio, habían sufrido daños irreparables y sin duda, habían sido saqueadas tiempo después. Por lo que encontrar algo de valor allí, sería algo tremendamente complicado. Aún así, avanzó entre los restos de las naves, siempre atento ante una posible emboscada.

En medio de aquel cementerio, se encontraba un planeta prácticamente destruido, el cual por las lecturas que le llegaban, debió de haber sido bombardeado hasta casi su completa destrucción. Pero fue la luna de ese planeta lo que realmente llamó su atención. Flotando a la deriva, se encontraba un pequeño caza muy dañado, con un droide astromecánico prácticamente destrozado por disparos blasters. El mensaje que habían recibido provenía de aquella nave, la cual debía de haber salido de la luna.

Tyria y sus fieros mandalorianos llegaron poco después y no tardaron en dar con la Niña Bonita. Aquel lugar era un cementerio, lo único que parecía albergar vida, era la luna del planeta arrasado. Era difícil saber qué es lo que había en el planeta, pues estaba cubierto casi por completo de oscuras nubes, que desataban sobre la superficie una incesante lluvia de ácido.

-Ese planeta es una tumba... -Indicó Lion con voz lúgubre. -No deberíamos bajar allá bajo. Más nos valdría bombardearlo y huir de aquí para siempre...

------------

Tras comprobar que no había peligro, al menos en el espacio, las fuerzas invasoras se reunieron de nuevo. La imagen de las naves flotando en el espacio no fue lo que más perturbó a Nithan Nass, sino la fuerte presencia del lado oscuro que emanaba de la luna del planeta. Su presencia allí era tan intensa, que casi era asfixiante. Hasta aquel momento, no había sentido realmente una fuerza tan poderosa en el lado oscuro de la fuerza. ¿Significaba eso que el Lord Sith nunca había estado en la portadora de guerras y se encontraba ahora en aquella luna?

La luna del planeta tan solo disponía de una única edificación, una especie de enorme fortaleza que pese a la constante lluvia de ácido, continuaba en pie. Aquel lugar era un santuario de los sith, las grandes estatuas talladas franqueando la entrada, así como el diseño de la fortaleza, así lo delataban. Pese a todo, no parecía haber guardias, aunque una extraña sensación de peligro parecía envolver el lugar.

El lugar disponía de varias naves, cuatro para ser más exactos y al menos una de ellas, era muy similar a la que Tyria y sus mandalorianos utilizaban. Pudieron detectar diversas fuentes de vida, aunque desconocían el número exacto.

Joni, al ser el primero en llegar, fue quién descubrió que no muy lejos de donde se encontraba el caza que había transmitido el mensaje, se encontraba flotando una cápsula de escape, con alguien vivo en su interior. Tras tomar las medidas apropiadas, rescataron la cápsula y se prepararon para abrirla.

En un interior y en un estado de profunda meditación, se encontraba una joven ataviada con ropajes diseñados precisamente para soportar las inclemencias del tiempo que se desarrollaba en la luna. Sus ropajes eran de tonalidades azuladas, pero casi cercanas al color negro. Cubría su cuerpo con una especie de armadura diseñada para repeler el ácido, que se ajustaba a su cuerpo como si de un traje de vuelo se tratase. Portaba también una máscara y un casco, pero aquellos momentos no los portaba.

La joven tomó una bocanada de aire y lentamente abrió los ojos. La tomó unos instantes salir del profundo estado de meditación al cual se había entregado para lograr sobrevivir por la falta de oxígeno. La joven mostraba una mirada cargada de pureza, que la dotaba de una apariencia aún más juvenil de lo que en realidad tenía. Sus largos cabellos del color del fuego, se encontraban recogidos en una larga trenza, la cual a su vez, tenía recogida a modo de diadema en su cabeza.

La joven había crecido en el último año y pese a que su tiempo junto a ella fue más bien escaso, Nithan, Joni y COD 13 reconocieron a Xiana al instante.

La joven se mostró entusiasmada por volver a encontrarse con sus viejos amigos y tardó en abrazarlos a todos y cada uno de ellos, incluso a COD 13.

-Me alegro mucho de que mi mensaje llegase a tiempo, lamento no haber podido preveniros con mayor anticipación. Pero me fue imposible descubrir lo que estaba pasando antes de todo esto. -La joven se presentó ante Tyria, como si supiese quién era ella. -Mi nombre es XIana y tengo información importante que compartir con vosotros. Todo por lo que habéis trabajado está a punto de ser destruido... -La celeste mirada de Xiana se posó de pronto sobre Ibram y su rostro se tornó por la sorpresa. -Eres tú... -Aquellas fueron todas las palabras que se permitió antes de recuperar la compostura y volver a lo que tenía que contarles. -Todo ha ido mal, los tres líderes de la organización han sido hechos prisioneros y traídos hasta aquí. Dentro de poco, serán ejecutados si no hacemos nada. Pero hay algo más...el Lord Sith ha sido asesinado, pero su nave y sus fuerzas fueron dejadas atrás con el único propósito de tenderos una emboscada. Quieren acabar por completo con toda la organización y de hecho, puede que lo hayan logrado. Keldan ha muerto...ahora es uno con la fuerza, pero eso no es todo. Las fuerzas de Mandalore se dirigen hacia el clan Dret para destruirlo por completo. Fui incapaz de prevenirles, por lo que puede que ya sea tarde para ellos también.

Aquella era demasiada información entregada en muy poco tiempo. Sin duda había muchos detalles que tratar, pero Xiana no parecía disponer de tiempo para ello.

-Él quiere que la guerra entre los Sith y los Jedi se libre, quiere purgar a la galaxia de ambos bandos. Ha visto lo que ambas facciones van hacer a la galaxia y ha optado por precipitar los acontecimientos que están por llegar. Hasslam Tar debe de ser detenido o hará que ambas facciones, se enfrenten hasta que todo sea destruido.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Joni Walker » Mar, 26 Jul 2016, 17:44

Todavía no sabía si esto era una trampa y quien nos había llamado no aparecía con claridad. El droide dañado? un maldito droide? nah... no sonaba como un droide. Si tuviera tiempo como disfrutaría revisando esas naves en busca de chucherías para vender! Un momento, allí hay una cápsula...

Justo en ese mismo momento los sensores me alertan de la llegada de las naves de Tyria. Pero que no les había dicho que me esperen a ver si todo esto era una treta del enemigo? O es que mi hiperimpulsor es demasiado lento?
Abro el comunicador.

-Jefa, que pasó con el combate? este lugar es nuevo para mi pero allí hay una cápsula con vida dentro. La rescataré y nos reuniremos dentro de la Mole -que ahí veo que también se sumo a este lugar perdido de la galaxia- para hablar mientras los técnicos reabastecen a La Niña Bonita. Y alguno de todos ustedes me cuenta que pasó que llegaron aquí tan pronto?

De todos modos estaría atento a cualquier movimiento de las naves aparcadas en la luna, ya que en caso de despegar me saldría del hangar de la Mole para sumarme al combate junto al resto de nuestra considerable flota. Si nosotros los habíamos detectado a ellos, sin duda que ellos a esta altura ya habían hecho lo propio con nosotros.

Apenas desciendo en el hangar portando la cápsula me preparo para abrirla mientras el resto de mis compañeros se van sumando. Que sorpresa que sea Xiana! si que había extrañado a esa niña y fueron muchas las veces que la quise contactar. Por lo visto había estado muy ocupado y además ya no era una niña. No veía a Malthon su padre por ahí... habría sobrevivido al combate.

No espero a que se recomponga del todo cuando le doy un fuerte abrazo y me acuerdo cuando volé por los aires colgado del cable de mi pistola lanza clavos para atraparla en plena caída y evitar su muerte. Y no habían pasado dos años de esto... pero parecía tan lejano!

Mis ojos brillan y miro a Nithan y Cod13 mis viejos compañeros.

-Es Xiana! Es Xiana! lo sabía! Ustedes leeran la fuerza, la entenderán o lo que sea, pero en mi caso la Diosa Fortuna me guía igual de eficientemente.

Escucho con atención las explicaciones de la Jedi adolescente pero no entendía todo y además tenía preguntas.

-Ya te preguntaré con tiempo que estuviste haciendo durante casi estos dos años... pero vamos más lento que al menos yo hay cosas que no entiendo. Quienes son los tres líderes de la organización? que organización?

Se referiría al Geno Haradam? Kirby era un de ellos? Nithan y yo no formábamos parte de esa organización aunque si colaborábamos por lo que no teníamos todos los datos...

-De algún modo logramos sobrevivir a la emboscada pero ya que yo fui el primero en dejarme guiar por el mensaje... tu mensaje querida Verde 1, mis compañeros te podrán dar información de lo que pasó allí. Que hacemos ahora? ciertamente no podemos bombardear el complejo Sith de la luna porque acabaríamos tanto con nuestros enemigos como con los 3 prisioneros... Hasslam Tar está allí abajo? y como fue que Keldan y el Lord Sith murieron?

La parte de Mandalore y el Clan Dret se me escapa. Sabía que tenía relación con Tyria y los suyos así que todo suyo.
Avatar de Usuario
Joni Walker
Antediluviano
 
Mensajes: 726
Registrado: Lun, 24 Sep 2012, 01:16

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Nithan Nass » Sab, 30 Jul 2016, 15:27

Luego de haber tomado el puente gracias a una combinacion de habilidad y sorpresa, el Jedi reubico sus recursos en posiciones tacticas, donde la seguridad de su gente tuviera prioridad y relevancia. Hizo que cada uno tomara torretas, o usara las armas que disponian alli, y las gastaran sin cuidado, reservandose las propias para luego. Tambien indico a los que entendian de explosivos, que minaran el lugar, y setearan las Capsulas para que detonaran a una orden suya.

Luego, intento comunicarse, las comunicaciones estaban saturadas, no era que ninguna pasara, solo que pasaban demasiadas cosas a la vez.
- Limpia esa señal. Hazme saber cuando tengas comunicación.-
Con Cody, el androide duelista y el mismo, como escudos, detenían la linea lo posible, de blaster y ataques. Los sables de ambos eran borrones, mas similares a escudos que a ataques, con el tiburoneano deteniendo a quienes pasaban por la primer barrera. Sin embargo, era como luchar con un dique de arena contra la marea. Terminaban desbordando. Cada espacio cedido era pagado caro por el enemigo, en vidas de sus resistentes soldados, pero aun asi no importaba. No importaba el empeño, o la destreza o la capacidad tactica, simplemente era imposible detener esa posición.
Y su fuerza de ataque era poderosa. Explotaban granadas de fragmentacion, explotaban las detonaciones de los cañones blaster de los que se habian apoderado, el ruido de los sables de luz al moverse, los gritos de ira y de batalla de la mayoría del equipo de Nass,
- ¡Jedi!- dijo la encargada de comunicaciones.-Orden de la comandante. Debemos retirarnos. -

Nass no discutio la orden. El no poseia la informacion completa, ni le interesaba mantener una posicion por un tema de orgullo. Organizo a sus tropas para que el enemigo sufriera la mayor cantidad de bajas y le costara tomar el terreno mientras el indicaba como ir retirandose. Afortunadamente, habian tomado una bahia, por lo que la llegada de las lanzaderas de rescate no fue demasiado complicado. Las tropas enemigas, sin embargo, se estaban afirmando en las posiciones abandonadas.
Nass, el ultimo en retirarse del puente fue quien apretó el botón de detonadores, justo mientras todo atras suyo empezaba a arder y la nave se alejaba hacia el espacio. Lo que lo asombro, fue que toda la enorme nave de linea hizo explosión.

Observo los hombres muertos en la misión cuyos cuerpos habian sido rescatados, y estaban apilados en filas respetuosamente en la lanzadera. No todos estaban alli, otros habian muerto como heroes manteniendo su posición para rescatar al equipo entero. No sabia porque, pero sentia que habian muerto en vano. Al parecer la comandante mandolariana los habia salvado de una trampa.

Aunque estaba agotado, Nass no lo mostro a sus hombres, solo mostrando su tunica desgarrada, y algo chamuscada de los disparos de blaster que casi lo alcanzaban. Cody lo seguia detras, su armadura metalica ennegrecida en algunos puntos donde tambien los blasters habian hecho impacto. Vio su lanzadera ingresar en la enorme mole metalica que era su nave de ataque, y como una pequeña nova hacia aparicion cuando la enorme nave era destruida.

-Por todas las estrellas ¿Qué ha sucedido? ¿Hemos tenido éxito?

La pregunta floto en el aire, sin que nadie la respondiera. Algo, le decia al Caballero Jedi, que no era asi. Mientras su unidad era cuidada y abastecida, el salio de la lanzadera para trasladarse al puente de mando de la nave y averiguar que era lo que realmente habia ocurrido.
Al menos una parte de la mision, se habia cumplido. Esa monstruosidad habia sido destruida y no dañaria a nadie mas.

---

Llego al puente, luego de que la mayoria de los datos hubieran sido recabados por la niña bonita y las avanzadas naves mandolarianas, por lo que vio el analisis final de las cosas. Una enorme batalla habia tenido lugar aqui.

Nass observo el todo, y se quedo en silencio. A pesar de que trabajaban con los hombres mas secretos, elite y entendidos de toda la galaxia, nunca tenian el cuadro completo, no sabian donde estaban y siempre estaban un paso detras.
Se quedo en silencio, las manos detras de la espalda mientras se iban acercando a la Luna. Noto que habian varias naves alli, todas desconocidas para el, aunque algunas parecian similares a las que usaban los Mandies.

- El lado oscuro es intenso aqui.- Indico.- Tengo un mal presentimiento acerca de esto.-

Recito internamente el credo Jedi y respiro lentamente, para sacarse de encima aquella sensacion de asfixia, consiguiendolo a duras penas. Imagenes llegaban del planeta, donde extrañas estatuas indicaban que era un templo del lado oscuro, o quizas de los Sith. Los sensores detectaban que estaba considerablemente habitado aunque no especificaban mas.

Llego otra información, habian encontrado una capsula habitada. El jedi acompaño al grupo que fue a abrirla. No supo porque, pero un segundo antes de que se abriera, un presentimiento lo asalto, iba a ser Xiana. Y no se equivoco. Sintio como un vibrodaga lo atravesaba cuando vio la joven que el se habia ocupado de mantener lejos de todo este inmenso lio aparecer ante sus ojos.

El no lo habia dicho a nadie, pero en el fondo, se habia alegrado que la joven se hubiera separado de el un año atras. Quizas no seria una jedi, pero habia hecho lo que pocos habian logrado y había sobrevivido. Y el... siempre estaba rodeado de problemas y muerte, y lios que no entendía y que lo sobrepasaban, como era el actual. Y cuando penso que habia tenido éxito, verla salir de aquella capsula lívida, en profunda meditación, fue como si la vibrodaga se retorciera en sus entrañas.
Sin embargo, no reflejo nada en su rostro, que quedo impávido.

Ella desperto, y empezo a moverse. El pudo respirar. Noto sus ropas, su armadura, y que en aquella armadura, tan oscura, y acondicionada al clima hostil de aqui, debian de ir un casco y una mascara. Aquello no le cerraba del todo. Pero era Xiana, su padawan. No, ya lo no era.
Habían pasado poco tiempo, juntos, y le habia tomado una enorme cantidad de aprecio, pero habia pasado un año. Ya no era una conocida. Aunque eso no queria decir que el aprecio que sentia por ella hubiera disminuido ni un ápice.

La ayudo a salir de aquella capsula, tomándole la mano y el brazo con sus manos, y espero a que pudiera estarse en pie. Luego retrocedió y recibio su abrazo, el cual correspondio. Finalmente, se limito a escuchar lo que decia, considerando internamente todas las opciones.

Múltiples interrogantes habían surgido. Xiana obviamente había recibido instrucción en la fuerza. ¿Quien se la habría proporcionado.? ¿Significaban algo sus ropajes y aquel extraño peinado? ¿Quien le había proporcionado ese Caza? ¿Porque tenia toda esa información? ¿Si estaba lista para este clima, porque no había informado antes?
La respuesta era una sola. Habia estado infiltrada. Aunque quedaban muchos interrogantes antes.

Nass cerro los ojos un segundo, analizando el resto. ¿Podía confiarse en su información? Probablemente. Luego escucho el común parloteo de Joni. Y algo de lo que no se habia percatado. Si habia tomado a la triada, su amada estaba allí abajo, capturada también. Evito mirarlo a los ojos. Las preguntas de el, eran muy validas de modo que espero a que los otros preguntaran. ¿Y porque el piloto de la Mole habia recibido esa atención especial? ¿La sensación del lado oscuro, podia ser Xiana? ¿Era Hasslam? ¿Habia muerto realmente el Lord Sith? Se apretó los puentes de la nariz. Hoy no era un buen dia.
Oculto:
Imagen
Avatar de Usuario
Nithan Nass
Antediluviano
 
Mensajes: 949
Registrado: Mar, 24 Jul 2012, 16:37

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Tyria Zaine » Jue, 04 Ago 2016, 17:07

Tyria cargaba con todo el peso de la responsabilidad y con las vidas de aquellos que la seguían en la batalla. No sabía si había obrado con prudencia al abortar la misión tan solo por un mensaje anónimo, pero su instinto le decía que había sido así, por lo que no le quedaba más remedio que continuar hacia adelante, tratando de evitar perder el menor número de hombres posibles.

Tras emitir el mensaje y dar las órdenes pertinentes para comenzar el cálculo de las coordenadas, el capitán Walker anunció que no estaba dispuesto a seguir sus indicaciones y que su intención era aventurarse al lugar del mensaje antes que el resto, dejando a todos los hombres a su cargo atrás ¡Maldita sea! Ya le habían advertido sobre su carencia de disciplina, pero aun así, ese tipo de insubordinaciones seguían sorprendiéndola, a causa de haberse criado en un entorno en el que aquello era simplemente impensable. Por todo ello, negó con la cabeza mientras rectificaba las órdenes que había dado previamente.

-¡Cambio de planes! El capitán Walker queda relegado inmediatamente de su cargo. Recojan cuanto antes a los soldados que se encuentren dentro de la portadora de Guerras y diríjanse a las coordenadas que el capitán Tanith os indicará. ¡Repito! Retirada inmediata tras extraer a los nuestros. Ya no disponemos de cinco minutos. – Gritó, mientras ordenaba a sus hombres en el puente de mandos que realizaran todos los preparativos para transmitirle las coordenadas a Ibram en lugar de a Joni y para el salto al hiperespacio, sin cortar las comunicaciones con su flota para conocer en todo momento la situación.

Tras aquella difícil decisión y después del salto, la hermosa Zeltron contuvo la respiración mientras las Sombras permanecían aun en el hiperespacio. Tras el fragor de la batalla, un extraño silencio impregnó la sala de mandos seguido de la frase - Por todas las estrellas ¿Qué ha sucedido? ¿Hemos tenido éxito?

Los vítores de alegría de sus aliados se dejaron escuchar por el comunicador, transmitiendo un jolgorio general. No obstante, los mandalorianos se miraron con suspicacia al no creer demasiado en los milagros. Algo estaba ocurriendo, y no disponer de todas las cartas sobre la mesa era algo que les molestaba enormemente. En especial a Tyrrek y a ella, los cuales habían convertido su semblante en una capa de seriedad nada más cruzar el hiperespacio y encontrarse en medio de un cementerio de desolación y de un planeta en ruinas, muy similar al infierno por el que todos habían pasado no hace mucho.

Tyria permaneció unos segundos estudiando el terreno: Una gran fortaleza claramente sith franqueada por dos gigantes de piedra y, junto al lugar, cuatro naves descansaban en las cercanías, que de alguna manera estaban conectadas con Sombra 1 y Sombra 2. Las lecturas ratificaban fuentes de vida, aunque eran incapaces de dictaminar la raza o el tamaño, o si se trataba de seres hostiles o no…. Tampoco pudo pasar por alto los comentarios de Lion, el cual normalmente no se pronunciaba a no ser que fuera para soltar alguna impertinencia de las suyas, por lo que aquel cambio de actitud le resultó de lo más perturbador.

Aun así, a ella también le daba muy malas vibraciones aquel lugar a pesar de no disponer de un sentido mágico como el de los Jedi. Algo terrible y lúgubre se ocultaba tras aquellas nubes de ácido, y no le apetecía mucho descubrir de qué se trataba. No obstante prefirió guardar sus pensamientos para sí misma hasta no reunir a las naves en un solo punto y averiguar más sobre lo que estaba pasando.

Cuando trajeron a la joven pelirroja hasta donde todos se encontraban, Tyria permaneció en silencio, esperando que la chica abrazara a sus seres queridos. Ella la conocía únicamente a través del holoproyector que Keldan le había mostrado tiempo atrás, por lo que no le extrañó que el Chiss la hubiera reclutado también a pesar de su juventud. Una vez que Xiana comenzó a hablar, Tyria mantuvo su rostro circunspecto y decidió no interrumpirla a pesar de la gravedad de todo lo que anunciaba. Tan solo ante la mención del inminente ataque de mandalore, la líder de la unidad Zillo alzó un brazo señalando a Kilan, y eso bastó para hacer que el Zabrak se alejara rápidamente hacia el centro de comunicaciones para enviar un mensaje de aviso al clan Dret e impedir la masacre. Desconocía si era demasiado tarde y sabía que no podían hacer nada más allá de eso en la distancia, pero confiaba lo suficientemente en sus hermanos como para dejarle el resto a ellos.

No obstante, todo aquello le parecía demasiado insólito, y más bien sonaba a una nueva treta del Chiss, el cual siempre se divertía haciendo planes dentro de planes. Cierto era que Tar había estado caminando por la cuerda floja del lado oscuro, pero dudaba mucho que lekkus bonitos pudiera destruir a la organización él solo, o que Keldan no lo hubiera previsto de antemano. Al fin y al cabo era un maestro en el arte del subterfugio y de la teatralidad, por lo que no permitió que la avalancha de información, o su amor por ese maldito Twilek que siempre conseguía poner patas arriba todo su mundo, nublara su juicio o le impidiera tratar de discernir el verdadero propósito de esta situación.

-No hay muchas opciones, vamos a bajar hasta esa luna y vamos rescatar a los prisioneros. – Afirmó sin dar lugar a discusión posible - Xiana, necesito conocer la identidad de nuestros enemigos ahí abajo, planos del lugar o información sobre el terreno y necesito que me clarifiques algunos detalles, como por ejemplo si Luna es uno de ellos y cómo es posible que los hombres del lord sith, los cuales estaban controlados por él por medio de poderes del lado oscuro, continuaran atacándonos estando su líder muerto. También querría hablar contigo en privado, pero antes debemos preparar el asalto, ya que por lo que dices, no hay tiempo que perder. – Afirmó a pesar de tener un millón de preguntas. Las prioridades estaban ahí, por lo que después hablaría con ella sobre la organización y sobre su extraña reacción al ver a Ibram.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Ibram Tanith » Vie, 12 Ago 2016, 13:20

El piloto se sintió a medias desconcertado y molesto por no recibir información alguna de la arkaniana sobre la comunicación que les había llegado, pero no había mas remedido que cumplir con las nuevas indicaciones, y tras hacerse con el mando de las naves de Joni, se aseguró de mantenerlas a salvo del fuego enemigo mientras se retiraban apresuradamente de la nave de guerra. La tremenda explosión le sorprendió al igual que al resto, aunque no se mostró tan contento como los demás, pues aquello no parecía ser el fin de su misión ni muchísimo menos, mas bien parecía que de nuevo se complicaba todo y tenían que volar a ciegas sin información al respecto.

El descenso a aquel lugar tan extraño se produjo con todo tipo de medidas de seguridad y en todo momento se aseguro que el equipo de su nave estuviera perfectamente pertrechado y alerta, algo que por supuesto era innecesario pues a una manera totalmente diferente a los mandalorianos, su gente eran auténticos profesionales, así que junto a ellos se unieron a la comitiva para encontrarse con algo realmente sorprendente.

La niña a la que todo el mundo parecía conocer, y que hablaba de una autentica conspiración así como de hechos realmente difíciles de creer, no solo les instaba a entrar en acción de inmediato, sino que ademas al único que dio muestras de reconocer era precisamente a él, al único que parecía no tener la mas mínima idea de quien era. ¿Se habían puesto de acuerdo todas las Jedi desequilibradas para hacerle la vida mas complicada de lo que era? Con un suspiro de resignación se encogió de hombros alzando las palmas de las manos en un gesto que pretendía indicarles a todos aquellos que le miraban que no sabia de que diablos hablaba la chica.

Por suerte la comandante de las fuerzas de Mandalore no parecía dispuesta a dejarse llevar por las prisas y quería asegurarse de todo antes de hacer ningún movimiento por lo que se permitió relajarse un momento sentándose donde primero vio, intentando que sus temblorosos brazos se recuperaran del tremendo castigo que suponía pilotar la Mole en mitad de fuego enemigo.
Avatar de Usuario
Ibram Tanith
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Sab, 25 Ene 2014, 15:44

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Kildan » Vie, 12 Ago 2016, 23:35

Xiana había cambiado desde la última vez que la vieron. No solo había crecido, sino que de alguna manera, la torpe y patosa muchacha había florecido en alguien con una profunda y gran paz interior. Poderosa en la fuerza, siempre fueron sus dudas y miedos quienes se interpusieron en su camino. Ansiaba tanto ser aceptada por la orden jedi, necesitaba tanto convertirse en uno de ellos que sus emociones siempre jugaron en su contra y con ello, el control sobre sus poderes.

La joven no había recibido adiestramiento alguno en la fuerza, simplemente se había abierto a ella permitiendo que la fuerza fluyera libremente a través de todo su ser. Por ello y pese a que sus capacidades combativas no llegarían jamás a igualar a las de un caballero Jedi, la verdad era que su conocimiento sobre la fuerza había alcanzado un nivel que muchos maestro tardaban toda una vida en comprender. Xiana no se servía de la fuerza, ella era un instrumento de la fuerza e iba allá donde se la necesitaba. Por ello cuando Nithan Nass extendió sus sentidos, pudo percibir el cálido toque del lado luminoso resplandeciendo alrededor de su antigua Padawan.

-A estas alturas ya deberíais de saber que existe una organización que ha manipulado a la república desde sus inicios. De hecho, fue precisamente esa organización la que hizo posible la propia creación de la república. Hasta hace poco, fue un Chiss llamado Keldan, un antiguo caballero Jedi quién se encargaba de dirigirla. Pero debido a que iba a partir de forma inmediata, entregó el control de la organización a tres personas.

Pese a lo que estaba en juego, Xiana no dudaba en responder a las preguntas de los presentes con gran paciencia.

-El Lord Sith descubrió este templo por pura casualidad y solía acudir aquí con el único propósito de descubrir el secreto de su emperador. El antiguo maestro de Hasslam Tar, conocía este lugar y compartió esa información con su antiguo aprendiz, aunque Hasslam Tar se guardó esa información y decidió acudir aquí para hacerse cargo del lord sith. Durante los meses que Hasslam Tar estuvo encerrado, pasó largas temporadas meditando y gracias a ello, su conexión con la fuerza le hizo atisbar retazos del futuro. Él cree firmemente que la única opción de poder proteger la galaxia, es esta. El Emperador Sith es una abominación con un poder inimaginable, ni toda la orden Jedi junta sería capaz de vencerlo. Él único motivo por el que no ha lanzado un ataque ya, es por ser terriblemente paciente. Desea regresar a esta parte de la galaxia con fuerzas suficientes como para aplastar cualquier oposición. Lo que no sabe, es que ya posee ese poder...y más, mucho más. Hasslam Tar cree que si Keldan y los mandalorianos parten para llevar la guerra al emperador Sith, este descubrirá lo desesperados que estamos y entonces...atacará. Por ello ha decidido destruir a la organización, matar a Keldan, aplastar a los mandalorianos y aniquilar al lord sith. De esa forma, el emperador Sith no recibirá ninguna noticia de este sector de la galaxia y pensará que su heraldo ha fracasado y que sus fuerzas aún no están preparadas para iniciar la invasión.

La joven respira profundamente y se toma unos instantes para reorganizar sus pensamientos. El plan de Hasslam Tar puede sonar a una total y absoluta locura, pero debe reconocer que en cierto modo, el Twi´lek tiene razón. Si el emperador sith descubre la precaria situación de la república, no dudará en lanzar su ataque.

-Hasslam Tar no guarda muy buen recuerdo de su encuentro con vosotros, con ninguno. -Indicó Xiana haciendo referencia a Joni y Nithan. -Cree que el que forméis parte de la organización es un claro ejemplo de los débiles que son los cimientos sobre los que se alza. Por lo que lo mejor era no permitir que una fuerza tan poderosa continuase existiendo. Con sus habilidades y un pequeño ejército droide que tomó de la estación de combate de los creadores, organizó todo esto. El problema es que Hasslam Tar se ha visto atormentado por un sinfín de sueños que le muestran momentos muy oscuros que están por llegar...al menos eso es lo que cree. Cuando logró acabar con el Lord Sith, le arrebató el colgante con el que lograba dominar a sus guerreros. Su misión era destruiros fuese cual fuese el precio, no quería que nadie lograse sobrevivir.

Respecto a los planos del templo, la muchacha niega con la cabeza.

-El lugar es una especie de laberinto. Hay varios droides de combate repartidos por el templo, principalmente por las entradas. Lo más peligroso está en el interior. Existen unas criaturas que se sienten atraídas por el las energías del templo. Son fieros depredadores muy, muy rápidos, con una gran resistencia física y una fuerza tremenda. Aunque el mayor peligro que proviene de ellos no es que te trituren con sus garras o colmillos, sino que si eres herido por ellos, aunque sea tan solo un mero rasguño...en poco tiempo te acabas transformando en uno de ellos...Fuera parte de ellos, de Hasslam Tar, su antiguo maestro y los tres líderes de la organización no hay nadie más. Luna no creo que esté al corriente de todo esto, en caso contrario, estaría junto a su maestro.

Trickster regresó justo en aquel momento para interrumpir la conversación. Estaba claro que sucedía algo importante y que no podía esperar.

-Aislen ha detectado la flota enemiga, pero no podrán evacuar a tiempo y carecen de potencia de fuego como para hacer frente a la armada mandaloriana. Propongo enviar todas las naves aquí presentes menos las estrictamente necesarias a ayudarlos. Sino lo hacemos, muchos de nuestros hermanos no vivirán ni un día más.

Lion, quién mantenía un aspecto lúgubre permanecía con el ceño fruncido y los brazos cruzados a la altura del pecho. Su mirada se mantenía fija en el planeta y tan solo lanzaba alguna que otra mirada a Xiana y el resto en alguna que otra ocasión.

-Aquellos que bajen, tienen escasas posibilidades de sobrevivir. Dejar atrás el orgullo y las viejas historias de guerra, el peligro que presiento allí abajo es demasiado...intenso. La presencia del lado oscuro de la fuerza es tan intensa que casi resulta imposible respirar. Allí abajo no solo nos enfrentaremos a droides y bestias, nuestros peores miedos, nuestras peores pesadillas se tornarán realidad y seremos arrastrados a algo peor que la muerte. No quiero volver a pasar por algo así...Por mucho que me pese, solo podemos bombardear el planeta.

Kel, el mandaloriano mitad hombre, mitad máquina avanzó hasta poner una mano sobre el hombro del joven piloto en un vano intento de tranquilizarlo.

Xiana por su parte, no tenía ninguna objeción en hablar en privado con Tyria cuando esta así lo desease.
No somos sirvientes del destino, sino los creadores del futuro
Avatar de Usuario
Kildan
Antediluviano
 
Mensajes: 941
Registrado: Vie, 18 Ene 2013, 22:41

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Joni Walker » Lun, 29 Ago 2016, 19:36

A mi me faltaba mucha información, como por ejemplo quienes eran los tres líderes del Gero Haradam que tenía secuestrados y que el plan de Hasslam Tar era una locura total.

-Xiana, dices que el sinvergüenzas de Hasslam Tar acabó con la vida de todos, tanto amigos como enemigos para que el jefe de los Sith no sepa cuan débiles somos? acaso no estuvo allí un maestro Jedi con el cual el estuvo en prisión y así revelar el lugar de la galaxia donde se escondían y que Keldan fuera luego a matarlo a su propio terreno? o sea el maestro Jedi prisionero también estuvo allí y podría haber delatado nuestras fuerzas. Alguno de los aquí presentes fue a rescatarlo del mismo lugar que Nithan y yo lo encerramos... para luego enterarnos que se dejó atrapar para ser llevado allí y encontrarse con ese maestro... es todo tan confuso!

Golpeo mi mano contra la mesa para descargar la tensión y los esfuerzos que hacía para poder seguir esta trama tan compleja.

Sea como sea tenemos que bajar allí y se me ocurre una idea que manifiesto en forma general para ver quien me acompaña y si teníamos el equipo.

-Si esas criaturas buscan sangre, ni los sables de luz ni los blasters que cauterizan las heridas podrían servirnos para usar el arma de nuestro enemigo en nuestro propio favor. Si hacemos sangrar a Hasslam Tar o cualquier de los que esté con el, podríamos lograr que esas bestias se lancen sobre ellos. Nithan seguramente necesite una vibroespada y yo alguna pistola antigua de esas que disparan proyectiles sólidos. Alguno tiene alguna de más para compartir? y aquel que la tenga no dude en utilizarla. Y dime una cosa Xiana... tienes el antídoto para nosotros, no es así?

Otra cosa que llama mi atención es que el piloto torpe que viaja con Kel seguramente sea un usuario de la fuerza sin entrenamiento. Sino como podía ser que sintiera eso? que tipo más extraño!

Y lo otro que me preguntaba era donde estaba Malthon que no venía a abrazar a su hija! abría sido uno de las bajas del combate contra la Portadora de Guerras?

Luego me acerco a Pitt ahora que era momento de hablar y planificar nuestro próximo paso.

Amigo, me gustaría en algún momento abrir una comunicación con Kira para saber que está todo bien donde sea que este... la ubicas por favor? y fijate si Kirby dejó alguna pista perdida por ahí que nos ayude a rescatarlo.
Avatar de Usuario
Joni Walker
Antediluviano
 
Mensajes: 726
Registrado: Lun, 24 Sep 2012, 01:16

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Tyria Zaine » Sab, 10 Sep 2016, 23:39

Tyria podía ver perfectamente la determinación en los ojos de aquella muchacha que estaba segura que había pasado por muchas penurias de un tiempo a esta parte. La intrépida mandaloriana no era capaz de percibir los poderes de la fuerza en una persona, pero había algo en la jovencita que la imbuía de una paz y sabiduría difícil de ignorar.

Por todo ello, escuchó atentamente sus palabras, dándoles la importancia y el peso necesario acorde a las circunstancias, mientras trataba de encontrar una solución ante todo lo que se les venía encima para que pudieran salir victoriosos.

Le resultaba bastante sorprendente que Xiana estuviera revelándoles a todos los presentes la existencia de la organización. Aquello ciertamente era una muy mala señal, puesto que todo el trabajo por el que tantos valientes habían dedicado sus vidas, se estaba desmoronando en un abrir y cerrar de ojos. No obstante no era tiempo de aferrarse a ideologías del pasado. Tenían que actuar y debían hacerlo ya. Puesto que, si esto no se trataba de otra de las enrevesadas pruebas de Keldan, no solo ellos, sino que la galaxia entera corría un grave peligro.

Hasslam Tar podía ser muchas cosas, pero “estúpido” no estaba entre ellas. Tyria creía firmemente que si había tenido aquellas visiones sobre el futuro, significaba que algo de razón había en las preocupaciones del Twi’lek. Lo que le extrañaba era que se hubiera decantado por la aniquilación tanto de aliados como de enemigos para preservar un posible ataque, en lugar de poner las cartas sobre la mesa y exponer ante la organización todos sus temores y aquello que la fuerza le había revelado. Pero ¿Qué era lo que se estaba perdiendo y cual era la ficha que no podía ver en este tablero de juego? Tenía que encontrar ciertas conexiones o nada de aquel rompecabezas tendría sentido.

Cuando la pelirroja mencionó que Tar no guardaba muy buen recuerdo del encuentro con Joni y Nithan, Tyria mantuvo silencio, ya que ninguno de los dos héroes de la republica formaba parte de la organización, y le sorprendía enormemente que Hasslam no supiera aquello y pensara lo contrario, hasta el punto de creer firmemente que el que formaran parte de la organización era un claro ejemplo de lo débiles que eran los cimientos sobre los que se alzaba ¿Sabría entonces que ella seguía con vida? Ya no estaba segura de nada, pero quizá el hecho de que posiblemente lo ignorara, podía llegar a ser una baza dadas las circunstancias que les rodeaban, por lo que se llevó una mano al mentón mientras escuchaba con atención las defensas con las que contaba aquel infierno de ácido que no tendrían más remedio que atravesar.

Entonces, y en medio de la reunión, Kilan acudió con la respuesta de Aislen y con las malas nuevas sobre la flota enemiga. Un solo segundo fue suficiente para que la líder de la unidad Zillo diera la orden – ¡Hazlo! Que todas las naves disponibles acudan a la batalla y se pongan bajo las órdenes del clan Dret. La superioridad numérica no nos dará la victoria en esta misión que tenemos ante nosotros, y no podemos permitirnos el lujo de perder a las únicas fuerzas de la galaxia dispuestas a luchar contra la amenaza sith cuando llegue el día en que ésta se cierna sobre nosotros. La operación que tenemos ante nosotros vuelve a ser quirúrgica, cuantos menos efectivos y menos probabilidades de ser descubiertos, más posibilidades de éxito tendremos, por lo que nos limitaremos a usar las Sombras y un par de naves más para la misión de rescate. – Ordenó, dando instrucciones adicionales a las naves que partirían para la batalla.

Acto seguido miró a todos sus hermanos de batalla, justo antes de añadir – Vode, comprendería que os unierais al Clan Dret en estos momentos tan difíciles. Yo he de quedarme aquí. La extracción de los rehenes y la detención de Hasslam Tar es primordial, aunque mis pensamientos estarán con nuestros hermanos en el campo de batalla y con todo aquel que se les una en el ataque. Caballero Nass, capitán Tanith, capitán Walker, supongo que ustedes decidirán permanecer aquí también. Les ruego que si ese es el caso, se atañan al plan que se decida antes de la incursión. No quiero sorpresas ni insubordinaciones inesperadas. Asimismo, no es buena idea emitir ningún tipo de mensaje con nuestra ubicación, puesto que corremos el riesgo de que pueda ser interceptado. Por lo que les ruego que se abstengan de informar a nadie hasta que no completemos la misión con éxito, o corremos el riesgo de alertar al enemigo. – Finalizó refiriéndose claramente a Joni Walker.

Al mismo tiempo, contempló la escena entre Lion y kel con cierta comprensión. Hasta ahora había desconocido que el rubio piloto escondiera un secreto semejante, pero tampoco le extrañaba lo más mínimo dadas las circunstancias y la relación que le unía con Kelan. Gracias a la oferta que le había hecho a sus vode, le daba a Lion la posibilidad de no adentrarse en un lugar tan terrible a sus ojos del cual, además, parecía haber tenido una experiencia semejante en el pasado. Es lo mínimo que podía hacer por el hombre que había estado a su lado en todo momento sin emitir la más mínima queja.

-Xiana, cuando quieras. No tenemos mucho tiempo que perder – Le hizo un gesto para que ambas se retiraran a una sala para hablar en privado con relativa urgencia.
Avatar de Usuario
Tyria Zaine
Antiguo
 
Mensajes: 278
Registrado: Vie, 01 Feb 2013, 23:09

Re: Un nuevo legado (Todos)

Notapor Ibram Tanith » Lun, 12 Sep 2016, 21:53

Aquello casi resultaba gracioso, salvo por el detalle de que podría significar la muerte de todos los presentes y muchos mas. Las mismas personas que le habían encargado liberar a Hasslam ahora eran sus prisioneros y estaban a punto de ser ejecutados. ¿Como podían haber sido tan ingenuos? Se suponía que debían de ser algunos de los mas inteligentes y taimados señores del crimen de toda la galaxia y habían liberado a una bestia al parecer sin ningún tipo de medio para controlarla. El hecho de haber formado parte de aquella liberación lo hacia aun mas desagradable para el piloto, y el mal sabor de boca que tenia se empeñaba en permanecer.

Saber que el ejercito Mandaloriano estaba involucrado en todo aquello no hacia sino aumentar el desanimo, y sin embargo una amarga sonrisa apareció en sus labios a medida que las desgracias continuaban acumulándose. ¿Acaso no era este un buen colofón para lo que había sido toda su vida?

- Comandante Zaine, no se preocupe por mi, hasta que no me digan lo contrario he sido asignado bajo su mando y me tendrá donde estime oportuno. Mis lealtades han sido atribuidas para bien o para mal, y me temo que soy demasiado viejo y cabezota para ir cambiándolas a estas alturas.

Sin embargo desconocía las motivaciones y objetivos de aquellos que le habían acompañado en la Mole, así que se giro hacia ellos mirando largamente a los dos Houk, a Ayla y a Alkas antes de hablarles.

- Lo cierto es que preferiría que Laikos estuviera aquí, pero supongo que a estas alturas cualquiera es bueno para decir esto. Desconozco si tenéis contrato que aun sea valido o si os mueve algo diferente, ademas nunca me ha gustado presuponer nada. Yo voy a bajar con estos chicos tan simpáticos a ver si puedo sacar a mis patrones del follón en el que se han metido, y nada me alegraría mas que contar con vosotros a mi lado, pero creo que esto ha llegado a un punto en el que sois libres de tomar el camino que estiméis más oportuno.

El piloto aguardó a que tomaran una decisión y tras ello se dispuso a recoger todo el equipo que sin duda necesitaría cuando bajasen a ese maldito planeta.

- Por cierto Capitan Walker, sinceramente dudo que esos bichos supongan un problema para Hasslam, pero si te hace ilusión, tengo en mi nave un bonito rifle de caza de proyectiles sólidos.
Avatar de Usuario
Ibram Tanith
Ancillae
 
Mensajes: 106
Registrado: Sab, 25 Ene 2014, 15:44

Siguiente

Volver a Star Wars

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

comunidad uruguaya de rol